Ríos y esteros

La cuenca del río Chaihuín y otras subcuencas costeras, protegidas total o parcialmente por el parque, constituyen un corredor biológico de excelencia. Sus aguas albergan interesantes comunidades de peces nativos muy amenazados o vulnerables en toda su área de distribución, además ofrece el hábitat a la nutria de río o huillín, catalogado en peligro de extinción. Por otro lado, la preservación de los cursos de agua ayuda a la mantención de la dinámica de los ciclos hidrológicos naturales, a la regulación del clima regional y permite disponer de la majestuosidad de su belleza.